Autoestima, 9 claves psicológicas para potenciarla

 

Por Psicòleg Barcelona.

Cuando se trata de autoestima, solamente existe una opinión realmente importante: la de uno mismo. E incluso esta es susceptible de ser evaluada de vez en cuando, ya que nosotros tendemos a ser nuestro críticos más duros.

Una persona no puede estar cómoda sin su propia aprobación (Mark Twain)

A lo largo de nuestra vida puede que nos enfrentemos a momentos en los que dudemos de nosotros mismos y en los que la opinión que tenemos acerca de nuestras capacidades, de nuestro cuerpo o de nuestro aspecto se tambalee. Por eso mismo, a lo largo de este artículo ofreceremos 9 claves psicológicas para potenciar la autoestima.

¿Qué es la autoestima y cómo se forma?

La autoestima es un reflejo de la evaluación subjetiva general que hacemos sobre nosotros mismos y sobre el valor que nos otorgamos. La autoestima abarca creencias acerca de uno mismo como “soy competente” o “soy atractivo”, así como estados emocionales relacionados con el triunfo y el éxito, la desesperación, el orgullo o la vergüenza.

Teniendo en cuenta esto, podemos definir la autoestima saludable como la opinión realista y apreciativa que tenemos sobre nosotros mismos. No obstante, en una sociedad competitiva e impulsada por lo materialista y la importancia de la imagen, el mantenimiento constante de una autoestima saludable puede llegar a ser todo un reto.

Por suerte, la autoestima se basa es todo un sistema de creencias sobre nosotros mismos y esas creencias pueden modificarse y aprenderse. Los problemas de baja autoestima no son más que malos hábitos es nuestra actitud y en nuestra comunicación interpersonal. Es decir, en nuestro diálogo interno.

Cuando aprendemos habilidades efectivas de comunicación interpersonal y aprendemos perspectivas de empoderamiento, podemos sustituir gradualmente la baja autoestima por una autoestima más saludable.

autoestima

¿Cómo puedo potenciar mi autoestima? 9 claves

Tal y como decíamos en el punto anterior, existen una serie de cambios que podemos adoptar para conseguir una valoración de nosotros mismos más saludable. A continuación, ofrecemos 9 claves para potenciar nuestra autoestima.

1. Olvidar las comparaciones

Una de las formas más comunes de sentirse mal con uno mismo es compararse desfavorablemente con los demás. Las personas, tenemos la costumbre de compararnos con aquellos que consideramos que tienen más logros, son más atractivos o ganan más dinero.

Las comparaciones negativas que hacemos con otras personas, pueden aumentar nuestros niveles de estrés, frustración y, obviamente afectan negativamente a nuestra autoestima. Todo esto es el caldo de cultivo perfecto para empezar a experimentar síntomas de problemas psicológicos más graves como depresión.

2. Evita las generalizaciones

Habitualmente, cuando hacemos valoraciones acerca de nosotros mismos solemos hacerlo de forma general. Por ejemplo: “no valgo para nada” o “no me gusta mi cuerpo”, son dos afirmaciones negativas generales acerca de las capacidades y el físico de la persona. Dos aspectos de los cuales, si la persona hace una evaluación honesta de ella misma, es muy probable que pueda encontrar cualidades que lo hagan sentir bien.

3. Especifica aquello que te hace sentir mal

Este punto está muy relacionado con la clave anterior. Si queremos potenciar nuestra autoestima, es mucho más efectivo y empoderador ser más específico a la hora de determinar aquellos aspectos particulares de nuestra vida en los que se carece de confianza.

No es lo mismo decir “no valgo para nada” que decir “no soy bueno en matemáticas”. La primera es una valoración general que hace que la baja autoestima lo abarque todo. En cambio, si somos específicos con aquello que nos hace sentir mal, no invalida el resto de aspectos de nosotros mismos y, como problema, puede ser resuelto.

4. Nosotros no somos nuestras circunstancias

Aprender a diferenciar entre nosotros y nuestras circunstancias es fundamental para mantener una autoestima saludable. Si estamos pasando por un bache económico que no nos permite salir tanto como quisiéramos, viajar o hacer las cosas que nos gustaría, nos podemos permitir sentirnos tristes pero siempre recordando que no por ello valemos menos que las otras personas y que, seguramente, sea una circunstancia personal.

5. Detecta los patrones de pensamiento negativo

Para comenzar a potenciar nuestra autoestima es muy importante observar nuestro diálogo interior y detectar aquellos patrones de pensamiento negativo que boicotean nuestra autoestima.

Cuando los problemas de autoestima han estado presentes durante muchos años, se crean unos patrones de pensamiento negativos que aparecen de manera automática e inconsciente; de ahí la necesidad de pararnos un segundo a reflexionar sobre ellos.

Algunas prácticas de mindfulness o consciencia plena desarrollan una técnica conocida como el “Yo observador”. Este recurso psicológico ayuda a aumentar la conciencia en muchas situaciones. Es la parte de esta que ejercita la atención plena y nos ayuda a tomar decisiones más meditadas.

Por ejemplo, si tenemos la tendencia de que cada vez que nos miramos en el espejo pensar “no me gusta lo que veo”, deberemos parar un segundo y hacer una especie de nota mental que diga “acabo de tener un pensamiento negativo”.

El objetivo de esta técnica no es castigarnos por nuestros pensamientos negativos, sino identificar las situaciones y contextos que los crean para que nos sea más fácil comenzar a cambiarlos.

autoestima psicólogo barcelona

6. Responder a los pensamientos negativos

Una vez detectados los patrones de pensamiento negativo mencionados anteriormente, deberemos hacer un esfuerzo psicológico para distanciarnos de ellos y responder de la manera más asertiva posible, reemplazándolos por pensamientos más positivos y fortalecedores.

Aunque parezca mucho más fácil de decir que de hacer, la clave para éxito de esta acción es la de construir un hábito positivo a través de la repetición, la persistencia y la determinación.

7. Crea espacios positivos en tu entorno

Crear espacios positivos en nuestra vida, en donde regularmente podamos recibir mensajes de apoyo y respuestas afirmativas y realistas acerca de lo que nos preocupa, puede ser clave a la hora de potenciar nuestra autoestima.

Esto puede tener en lugar en reuniones con nuestra familia más próxima, amigos, terapeutas, grupos de apoyo o asociaciones y organizaciones.

8. Reconocer qué hábitos negativos nos perjudican

Las personas solemos adoptar hábitos o costumbres que, aunque sabemos que son autodestructivos, potencian los sentimientos negativos y la baja autoestima.

Por ejemplo, ojear compulsivamente revistas de moda con cánones de belleza imposibles o recrearnos en recuerdos dolorosos son algunas de las cosas que solemos hacer y qué nos impiden avanzar en la construcción de una autoestima saludable.

9. Ayudar a otras personas

Según las distintas teorías psicológicas, ayudar a los demás de manera voluntaria y desinteresada, sobre todo a aquellas personas menos afortunadas que nosotros, aumenta nuestra sensación de “utilidad” y además, nos ayuda a estar menos centrados en nuestros problemas y sacar de la cabeza los pensamientos negativos.

Licenciado en Psicología, Máster en Psicopatología Clínica por la Universidad Ramón Llull, Máster en Mediación Comunitaria por la Universidad Autónoma de Barcelona y Máster en Intervención Psicosocial por la Universidad de Barcelona. Actualmente compagina la psicoterapia de adultos en su consulta privada con la docencia en el Máster de Practica Clínica Online de la Asociación Española de Psicología Clínica Cognitiva-Conductual (AEPCCC).
© Psicólogo en Barcelona 2018