Miedo a enamorarse. Filofobia: causas y síntomas


Por Psicólogo Barcelona.

Todos conocemos a personas que tienen miedo a las alturas, a los espacios cerradas, a las arañas, a las serpientes, … Tal vez quien esté leyendo estas líneas sufra de alguna de ellas. Las fobias son manifestaciones de miedo que se dan de modo intenso, y quienes no las sufre piensa a menudo que quien las padece expresa una respuesta absolutamente exagerada.

Ciertamente, las fobias dan una respuesta irracional y exagerada en una algún tema en cuestión. Si bien en general estas personas llevan una vida normal, cuando se trata de ciertos asuntos pueden perder la razón y sufrir comportamientos propios de un estado de pánico. Algunas de estas fobias son muy extrañas, y el tema que nos ocupa en este artículo no es una excepción; hoy hablaremos de la filofobia y conoceremos cuáles son sus causas y síntomas.

miedo a enamorarse

¿Qué es la filofobia?

La filofobia es nada más y nada menos que el miedo a enamorarse. Puede parecer una fobia muy curiosa, pero hay personas que sufren verdadera ansiedad con ella. Se genera al pensar en la posibilidad de crear un lazo emocional fuerte con otra persona a causa del amor, pues el terror se apodera de sus mentes.


Puede haber amor sin celos, pero no sin temores.

Miguel de Cervantes (1547-1616) Escritor español.

Estas personas ven alterada su conducta normal en algunas situaciones de su vida cotidiana, y es que ese miedo hace que se rechace la posibilidad de conocer a nuevas personas. Esto hace que la vida social y emocional de quien padece filofobia puede verse notablemente afectada, pues además de evitar poder encontrar alguien especial también se produce aislamiento general.

Estos comportamientos evitativos pueden no ser tan graves al principio, pero al final son capaces de conducir a problemas relacionales más serios, afectando la vida emocional de la persona. Amigos, vecinos, familiares y compañeros del trabajo pueden ser personas a las que se evite de forma más o menos directa.

filofobia

Causas

Prácticamente todo el mundo sabe que enamorarse puede llegar a ser una experiencia maravillosa, pero una persona que sufre filofobia lo describiría como una pesadilla. Solamente imaginarlo puede producir una sensación de malestar muy indeseable para la persona, la cual experimenta en algunos casos altos niveles de estrés emocional que pueden repercutir a nivel físico.

La psicología y la psiquiatría se han encargado de estudiar estos casos y parece que hay diferentes opiniones sobre cuáles son sus causas. Una de las hipótesis más aceptadas es que una relación pasada que no se ha superado satisfactoriamente puede llegar a desencadenar esta afectación psicológica.

El intenso sentimiento de fracaso que puede acompañar a una relación pasada, haya o no divorcio a nivel legal, sería la generadora de este sufrimiento doloroso. Por lo tanto, se trataría de un mal de amor. El desamor padecido tendría un peso tal en la experiencia que la persona desestimaría cualquier situación potencial de sentirse enamorada de nuevo.

Otros profesionales opinan que el origen de la filofobia se centra en el miedo a ser rechazado. Esta explicación puede combinarse con la anterior, pero tiene como punto central el rechazo de un modo más generalizado y no tanto en una experiencia amorosa fallida en particular. Corrientes psicoanalíticas enfatizan que el origen debería encontrarse más bien en fases evolutivas pertenecientes a la niñez o la adolescencia.

Estas dos teorías son difíciles de poder demostrar, por lo que no existe una explicación definitiva sobre las causas específicas que motivan este tipo de fobia. Sea como sea, estas personas rechazan cualquier posibilidad de desarrollar un vínculo amoroso para tratar de sortear un dolor que suponen inevitable.

Sintomas

La persona filofóbica experimenta una situación de malestar cada vez que piensa en verse dentro de una relación íntima. Ese malestar empieza a mediante pensamientos que terribilizan la idea de compromiso, lo que conduce a un estrés tanto emocional como físico.

Los pensamientos tienen que ver sobre todo con el temor de verse engañados ante una inversión emocional. Entregarse y establecer vínculos personales fuertes es algo que pueden incluso evitar con amigos, familiares, etc., siendo realmente es peligroso que esta fobia invada otras parcelas sociales de la persona.

Las relaciones pueden volverse más impersonales, intentando evitar todo tipo de compromiso y no hablando mucho de ellos mismos. Aunque esta actitud también puede llevar a estas personas a mantener algunas relaciones simultáneas, pero de poca inversión emocional para no poder llegar a sentirse abandonadas.

Obviamente, poner una barrera entre ellos y los demás para no sentirse vulnerables puede llevar a estas personas a un aislamiento emocional y físico muy contraproducente para su salud. Pero lo cierto es que presentan síntomas físicos graves cuando están delante de una persona que les atrae física y emocionalmente. Los síntomas más destacables son:

  • Ataques de pánico
  • Taquicardia
  • Desórdenes intestinales
  • Disnea (falta de aire para respirar)
  • Conducta de escape
miedo al amor

¿Cómo superar la filofobia?

La filofobia es un tipo de fobia complejo que afecta a la esfera social de la persona, por lo que es diferente que otros miedos a algo específico como las serpientes o a bañarse al mar. Este tipo de fobias simples responden muy bien a tratamientos cognitivo-conductual.

Cuando el grado de filofobia afecta al funcionamiento normal de la persona se debe ir a un especialista en psicoterapia. La desensibilización afectiva adquiere una dimensión más compleja que en las fobias simples, y es que resulta más complicado controlar la posibilidad de exposición controlada a una situación que pueda conducir al enamoramiento.

El hecho de que el miedo sea más intangible y de contexto social hace que sea muy importante el trabajo fuera de la consulta que pide el terapeuta para una evolución satisfactoria. Sobretodo tiene que ver con la representación y el significado que el paciente da a la experiencia vital.

Al final la persona es capaz de aprender a vivir el presente de una forma más desahogada. Después de un proceso que lleva su tiempo, acaba aceptando el miedo y exponiéndose a él, y sin pudor a poder expresar sus temores. y pudiendo expresar sus temores. Al contrario de lo que pueda parecer, esto genera confianza con las personas allegadas y hace que el individuo pueda sentirse más fuerte.


A fuerza de hablar de amor, uno llega a enamorarse. Nada tan fácil. Esta es la pasión más natural del hombre.


Blaise Pascal (1623-1662) Científico, filósofo y escritor francés.

Avatar
Licenciado en Psicología, Máster en Psicopatología Clínica por la Universidad Ramón Llull, Máster en Mediación Comunitaria por la Universidad Autónoma de Barcelona y Máster en Intervención Psicosocial por la Universidad de Barcelona. Actualmente compagina la psicoterapia de adultos en su consulta privada con la docencia en el Máster de Practica Clínica Online de la Asociación Española de Psicología Clínica Cognitiva-Conductual (AEPCCC).
© Psicólogo Barcelona 2018