Adicción al trabajo ¿Qué es y cómo se trata en psicoterapia?

Por Psicólogo Barcelona.

Para ganarlos la vida todos tenemos que trabajar. Lo ideal es llegar a disfrutar de nuestra actividad profesional, la cual nos hace sentir realizados. Pero aún así uno sabe dónde acaba el tiempo para trabajar y empieza el tiempo personal, pues sabemos lo importante que es separar estos momentos.

Pero esto no es lo que les pasa a las personas adictas al trabajo. Quienes padecen esta condición llegan a convertir la conducta hacia la actividad profesional en una patología. En este artículo veremos cómo hacer frente ante un caso de adicción al trabajo.

¿Qué es y por qué se da la adicción al trabajo?

La persona adicta al trabajo normalmente intenta convencer a los demás de que tiene mucho trabajo o que trabajar le da placer. Curiosamente, el comportamiento de la persona es parecido al de quienes consumen drogas; no pueden no trabajar.

Si por alguna razón dejan de trabajar, experimentan síntomas similares a los de una verdadera crisis de abstinencia, como ansiedad, depresión o irritabilidad. Por lo tanto, lo más fácil para ellos es reanudar el trabajo.

Se da un proceso de necesidad en la que el trabajador adicto debe empeñarse cada vez más para sentirse bien y llegar al punto de no quejarse y no pensar por los sacrificios realizados.

Adicción al trabajo

Causas

El desarrollo del problema parece estar influenciado por el estilo educativo de los padres durante la infancia. Existen padres exigentes, cuyo amor de algún modo se identifica por parte del niño con la habilidad y la eficiencia, además de la proyección de expectativas y esperanzas.

El adulto educado para este amor condicionado está muy influenciado por el ideal de eficiencia y el rendimiento en el trabajo, refugiándose en el esfuerzo laboral para sentirse aceptado.

Las causas sociales pasan por esta concepción de uno mismo como alguien “muy trabajador”. La apreciación social que generalmente recoge esta figura hace un flaco favor al adicto al trabajo, que busca la aceptación y admiración por parte de los demás.

El trabajo ya no tiene la función de tener ingresos o sentirse realizado, sino que se utiliza como medio para superar deficiencias existenciales o problemas familiares.

Lo más triste es que la única cosa que se puede hacer durante ocho horas al día es trabajar.

William Faulkner (1867-1962) – Escritor estadounidense.

Indicadores agudos de dependencia laboral

El adicto al trabajo se siente seguro de sí mismo cuando está trabajando y concentrándose en su éxito profesional. No plantea un límite entre su vida profesional y su vida familiar, dedicando más de 8 horas al día en el trabajo. Siente que necesita tener un gran control sobre esta parcela de su vida.

Hay una marcada tendencia a no ausentarse nunca del trabajo, ni por necesidad y rara vez debido a una enfermedad. El tiempo pasa y los fines de semana y vacaciones no se emplean para desconectar, sintiendo angustia cuando está fuera del trabajo. Es rígido con su tiempo, y evita las actividades que cree que son inútiles o improductivas.

La energía que tiene para trabajar parece inagotable, llegando a dormir poco. Uno se dedica o piensa en el trabajo antes de quedarse dormido y justo al despertarse. La mente está constantemente en busca soluciones para resolver problemas de trabajo, impidiendo que la persona pueda relajarse.

psicoterapia adicción al trabajo

Diagnóstico

La adicción al trabajo hoy en día sigue siendo un fenómeno subestimado y poco reconocido. La angustia psicológica que sufre una persona es difícilmente evaluable, y esto hace que el diagnóstico generalmente solamente se produzca cuando se asocia con otros problemas psíquicos o físicos.

Esto impide un diagnóstico eficaz, y puede solamente producirse ya en etapas avanzadas, incluso cuando la persona ha sufrido alguna enfermedad grave como un infarto. En estos casos no hay más prescripción que un descanso absoluto del trabajo.

La adicción al trabajo en el seno de la empresa

Para superar la adicción al trabajo se debe hacer un profundo cambio psicológico a nivel personal con la ayuda de un psicoterapeuta. De todos modos, es ideal que la organización en la que el individuo pase su tiempo laboral cree un entorno que no recompense el trabajo relacionado con el comportamiento compulsivo.

Es importante sensibilizar a los gerentes para promover un conjunto de modelos de comportamiento que fomenten el equilibrio entre el trabajo y la vida sana.

Podría ser extremadamente rentable si la organización retroalimentase positivamente a sus empleados, no tanto con respecto al tiempo empleado en ese trabajo, sino en estrategias de administración del tiempo que hacen que el trabajo sea más productivo. Pasar más horas trabajando no significa ser más buen trabajador.

Aceptar la adicción al trabajo

Las personas que sufren adicción al trabajo se sienten tan atraídas por sus actividades laborales que apenas pueden admitir que tienen un problema. Sin embargo, debe abordarse seriamente su relación con el trabajo para que no impacte negativamente e incida en su salud física y psíquica.

Para que un adicto al trabajo mejore, es necesario que se mire de manera más realista a sí mismo y a su trabajo. Debe abandonar parte de su perfeccionismo ideal, aprendiendo a delegar y sea capaz de aceptar sus limitaciones. Pero a esto le va a ayudar un especialista en psicoterapia.

Lo más importante es que se dé cuenta que ha llegado demasiado lejos, y que el trabajo no puede absorber toda su vida. Llega un punto en el que es imposible negar los perjuicios que se han sufrido a nivel familiar y social, más allá del nivel personal. Por lo tanto, para romper el círculo es importante que la persona se de cuenta de todo lo que se juega si no realiza un tratamiento específico.

psicoterapia adicción al trabajo

Psicoterapia

Una vez la persona ha asumido que debe abordar el problema, es fundamental comenzar a ir a psicoterapia. La investigación científica da como terapia preferente a la cognitivo-conductual por sus buenos resultados.

La terapia desde esta aproximación permite que el paciente aprenda a tener autocontrol y a gestionar mejor su trabajo. Tan importante como esto es que la persona aprenda a disfrutar de los momentos fuera del ámbito laboral, trabajando específicamente en esta parte también.

Cuando se aborda la problemática de este modo el paciente se empodera para poder compensar los déficits que antes tenía. Por ejemplo, entiende que delegar o decir no a ciertas tareas es una parte imprescindible de su nuevo comportamiento, que es posible al estar dotado de habilidades comunicativas asertivas.

Por otro lado, la persona adquiere patrones de pensamiento más adaptativos y técnicas conductuales dirigidas a disminuir su nivel de autoexigencias. La terapia permite que la persona deje de vivir para trabajar y vuelva a trabajar para vivir.

Quizá le interese: Adiccion al trabajo. Causas y síntomas.

Psicoactiva
Avatar
Licenciado en Psicología, Máster en Psicopatología Clínica por la Universidad Ramón Llull, Máster en Mediación Comunitaria por la Universidad Autónoma de Barcelona y Máster en Intervención Psicosocial por la Universidad de Barcelona. Actualmente compagina la psicoterapia de adultos en su consulta privada con la docencia en el Máster de Practica Clínica Online de la Asociación Española de Psicología Clínica Cognitiva-Conductual (AEPCCC).

© Psicólogo en Barcelona 2019