Conoce los tipos de depresión

Por Psicólogo Barcelona.

Los trastornos mentales hoy en día son menos estigmatizados por la sociedad en general que décadas atrás. Pese de que todavía existan ciertas ideas erróneas con respecto a los pacientes que los padecen, hay que reconocer que los niveles de comprensión y empatía han aumentado en la actualidad.

Para entender lo que es la depresión debemos olvidarnos de muchos estigmas sobre los cuales se juzgaban a las personas con este trastorno. No están queriendo llamar la atención, no “se están complicando la vida ellos solos”, ni mucho menos son más débiles que los demás. El sufrimiento que sienten es real, los síntomas que padecen son nocivos para su bienestar integral, y requieren de la atención y el apoyo que recibiría cualquier persona cuando enferma.

La depresión va más allá de una tristeza acompañada de un atracón de helado en un día de lluvia. A veces se puede comparar con un huésped indeseado que ha llegado sin avisar (aunque lo que realmente ocurre, es que avisa y no nos damos cuenta). Desordena la vida de la persona que lo alberga, le dice que no está haciendo las cosas bien, agota sus energías, le irrita, le hace llorar, le hace sentirse inútil y culpable, le roba el sueño y el hambre

 ¿Cómo reconocer si estamos deprimidos?

depresión

 ¿Qué es la depresión?

El manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales “DSM V” no sólo hace énfasis en la depresión, sino en los trastornos depresivos como un conjunto perturbaciones que tienen algo en común: un estado de ánimo en el que predomina la tristeza. La intensidad y duración de los síntomas depresivos serán dos indicadores a tener en cuenta para poder hacer un buen diagnóstico diferencial. A grandes rasgos, a mayor duración e intensidad de los mismos, mayor gravedad del trastorno depresivo.

Según el CIE-10, en los episodios típicos aparece un humor depresivo, una pérdida de la capacidad de interesarse y disfrutar de las cosas, una disminución de la vitalidad que lleva a una reducción del nivel de actividad y a un cansancio exagerado.

Para la Organización Mundial de la Salud (OMS) es un trastorno del estado anímico, que causa sentimientos de insatisfacción, baja autoestima, tristeza, decepción, entre otros pensamientos irracionales negativistas que merman la calidad de vida del individuo.

De igual manera, un sujeto deprimido puede recurrir a otro tipo de trastornos que tienen cierta comorbilidad con la depresión, como lo son algunos trastornos alimenticios como la bulimia o la anorexia y, en ocasiones la falta de sueño y descanso suele ser un plus en lo que a la depresión se refiere.

Una interpretación de la depresión según el psicoanálisis

Si la angustia proviene del encuentro con nuestro propio deseo, la depresión anula la angustia y consecuentemente, proyecta el deseo en la inmovilidad de un tiempo sin lugar.

Massimo Recalcati. Psicoanalista italiano. Recogido de su artículo publicado en “Il manifesto” del 10 de febrero de 2008.

En esta cita, el psicoanalista italiano Massimo Recalcati, hace énfasis en la ausencia de deseo como síntoma representativo de cualquier estado depresivo. Un discurso recurrente en la clínica psicoterapéutica sería el que presenta al sujeto en análisis como un ser falto de deseo. El cuestionamiento a la hora de despertar sería ¿Para qué hacerlo?.

En la otra cara de la moneda podemos encontrarnos con el concepto “Discurso del capitalista” presentado por el psicoanalista Jacques Lacan. Sería aquel vínculo social sostenido de la pretensión ilusoria de eliminar el dolor de la existencia a través de la puesta a disposición de un goce inmediatamente accesible. Lo entendería como intentar ocultar nuestra falta a través del goce consumístico. Demasiado deseo, puesto en acto a través del consumo bulímico, no sería que el reverso depresivo de la ausencia de deseo.

qué es la depresión

Tipos de depresión

Trastorno de desregulación disruptivo del estado de ánimo.

La depresión aquí no contempla solamente sentimientos de desgano y estado de ánimo triste. La irritabilidad también es común en las personas con depresión. Este trastorno tiene más que ver con los arranques de cólera desproporcionados y la cronificación de la frustración.

Es muy común su génesis en la niñez. No debemos minimizar este problema identificándolo con rabietas o malos hábitos de crianza. Si no se contiene y se cronifica puede derivar en una patología más grave cuando la persona crece. No se suele considerar el sufrimiento de dichas personas. Tras la manifestación de la rabia el individuo puede promover conductas de tipo auto y heteroagresivas. 

Si quiere profundizar más sobre la depresión en jóvenes haga click en el siguiente enlace

Trastorno de depresión mayor

Se trata de una vivencia diaria de sentimientos de minusvalía, estado de ánimo triste y una pérdida de interes en las cosas que antes daba sentido. Para las personas que padecen dicho trastorno, la depresión ha mermado todo sentido de vida, empobreciendo desde los pensamientos hasta la propia energía vital. No es de sorprender que puedan mostrarse desde estados de mucha agitación hasta parecer enlentecidos.

Es común la comorbilidad del trastorno depresivo mayor con otros trastornos mentales. Las personas con depresión mayor suelen referir síntomas de ansiedad, sentimientos de inquietud por su futuro y agotamiento ante las relaciones sociales. Incluso, trastornos alimenticios o episodios psicóticos.

Si quiere profundizar más sobre la depresión mayor, haga click en el siguiente enlace

Trastorno depresivo persistente

La versión anterior del DSM consideraba este trastorno como Distimia. Se parece a una forma de depresión mayor menos severa, pero más crónica. Por lo que es posible identificar a las personas que sufren dicho malestar a través de discursos como “Yo siempre me he sentido gris y apagado toda mi vida”. Se presenta un estado de ánimo triste durante la mayor parte del tiempo.

Trastorno disfórico premenstrual

Esta edición ha incluido este diagnóstico en el cual predominan los cambios de humor, estados de ánimo depresivos intensos y ansiedad durante los ciclos menstruales. Y no es algo que se deba despreciar, porque el ciclo menstrual supone una serie de cambios hormonales significativos.

Será importante saber determinar cuando esos síntomas entorpecen la vida diaria de la mujer y le producen un malestar significativo.

Trastorno depresivo inducido

Esta alteración del estado del ánimo solo puede ser diagnosticada en conjunto de una prueba física y análisis de laboratorio. Puesto que es resultado de consumo de alguna sustancia. Alcohol, alucinógenos o sedantes, o bien medicamentos que dispongan de dichos efectos secundarios.

El hecho de que se abandone la sustancia o el medicamento no significa que la persona salga inmediatamente de su estado depresivo. Es importante un buen diagnóstico ya que su tratamiento puede erróneamente encaminarse hacia una psicoterapia, y simplemente con retirar la sustancia habríamos solucionado.

Trastorno depresivo debido a otra afección médica

Algunas condiciones y alteraciones físicas se asocian con la aparición de la depresión. Por ejemplo, es bastante común que pacientes con daños cerebrales o hipotiroidismo también padezcan de depresión, y que el surgimiento de esta alteración del estado de ánimo se dé en conjunto con el diagnóstico de la enfermedad.

En gran parte, tú construiste tu depresión. No te fue dada. Por tanto, tú la puedes deconstruir

Albert Ellis. Psicoterapeuta cognitivo estadounidense (1913-2007).

Avatar
Licenciado en Psicología, Máster en Psicopatología Clínica por la Universidad Ramón Llull, Máster en Mediación Comunitaria por la Universidad Autónoma de Barcelona y Máster en Intervención Psicosocial por la Universidad de Barcelona. Actualmente compagina la psicoterapia de adultos en su consulta privada con la docencia en el Máster de Practica Clínica Online de la Asociación Española de Psicología Clínica Cognitiva-Conductual (AEPCCC).

© Psicòleg Barcelona